imagentransparente

 
 
 

MADRID

Madrid, capital de España, es una ciudad cosmopolita que combina lasinfraestructuras más modernas y su condición de centro económico, financiero, administrativo y de servicios con un inmenso patrimonio cultural y artístico, legado de siglos de historia apasionante.

Estratégicamente situada en el centro geográfico de la península Ibérica, a 646 metros de altitud sobre el nivel del mar, Madrid conserva uno de los cascos históricos más importantes entre las grandes ciudades europeas, que se funde armónicamente con las más modernas y cómodas infraestructuras, una completa oferta de alojamientos y servicios y la más avanzada tecnología en medios audiovisuales y de comunicación. Condiciones que, junto al empuje de una sociedad dinámica y abierta, pero también alegre y acogedora han convertido a esta metrópoli en una de las grandes capitales del mundo occidental.


Madrid ofrece innumerables lugares para visitar y rincones para perderse. Te presentamos las visitas imprescindibles en Madrid:

  • La Puerta del Sol: Es una de las plazas más conocidas de Madrid. En ella encontraréis puntos de interés tan interesantes como El Oso y el Madroño y el Kilómetro Cero.

 

  • La Plaza Mayor: Está situada en el corazón de Madrid a pocos metrosde la Puerta del Sol y del Palacio Real. La plaza mide 129 metros de largo por 94 metros de ancho y está rodeada por soportales y edificios de tres plantas. En la construcción de la plaza intervinieron varios arquitectos, entre los que destacan Juan de Herrera y Juan Gómez de Mora, ya que fueron los verdaderos creadores. Con el paso del tiempo y los distintos incendios sufridos, la Plaza Mayor ha sido reconstruida y reformada en varias ocasiones.

 

  • La Gran Vía: Es la calle más famosa de Madrid, en ella encontraremos los cines y teatros más importantes de la ciudad. Una calle que nunca duerme. Actualmente, en Gran Vía encontraremos básicamente tres tipos de establecimientos: restaurantes, tiendas de moda y cines. A día de hoy los cines están de capa caida y cada vez hay menos; en su apogeo, Gran Vía recibió el apodo de el Broadway Madrileño.

 

  • El Retiro: Es el parque más conocido de Madrid desde su apertura al público en el siglo XIX. Un lugar imprescindible para ir con los niños. En el Retiro hay cientos de rincones que visitar y actividades que disfrutar: espectáculos de marionetas, músicos, lectores de manos, adivinos y videntes son algunas de las distracciones habituales.

 

  • La Puerta de Alcalá: Es uno de los monumentos más representativos de Madrid, fue construida por Francisco Sabatini durante el reinado de Carlos III. Se encuentra en el inicio de la calle Alcalá, en la Plaza de la Independencia.

 

  • El Museo Nacional del Prado: Es la mejor pinacoteca de España y una de las más importantes del mundo. Su colección de pinturas abarca desde los siglos XII al XIX, aunque es particularmente rica en cuadros de maestros europeos de los siglos XVI al XIX. Los Reyes de España fueron durante siglos mecenas y coleccionistas de arte, por lo que en el Prado hay una gran colección de pintura española (más de 4600 obras), flamenca e italiana (más de 1000 obras de cada una de las dos escuelas), que fueron sus dominios, y en menor medida de pintura francesa (más de 300 obras), holandesa (unas 100 obras), alemana (pequeña colección pero de gran calidad) y británica.   Los principales artífices de esta colección real de pintura fueron Carlos I, que comenzó la colección y tuvo predilección por Tiziano, Felipe II, al que se debe la mejor pintura flamenca del museo y en especial la pintura de El Bosco, Felipe IV, que tuvo a su servicio a Velázquez durante 40 años y que compró la mayor parte de la colección de pintura italiana y Rubens, Isabel de Farnesio, esposa de Felipe V y que adquirió grandes obras de Murillo, y Carlos IV, mecenas de Goya.

 

  • La Plaza de Cibeles y su Fuente: Son uno de los lugares más representativos de Madrid. Cibeles es el lugar elegido por el Real Madrid y la Selección Españolapara celebrar las victorias. Situada en el centro de la ciudad, en el cruce entre el Paseo del Prado y la Calle Alcalá, la Plaza de Cibeles es uno de los espaciosmás representativos de Madrid. La plaza está presidida por una hermosa fuente y flanqueada por imponentes y representativos edificios construidos entre finales del siglo XVIII y principios del XX.

 

  • El Palacio Real de Madrid: Es la residencia oficial de la Familia Real Española. Fue construido entre 1738 y 1755 y es el mayor palacio real de EuropaOccidental. Hoy en día el palacio es utilizado exclusivamente para recepciones, ceremonias y actos oficiales ya que los reyes de España residen en el Palacio de la Zarzuela. El Palacio Real también recibe el nombre de Palacio de Oriente. El Palacio de Oriente está rodeado por los jardines del Campo del Moro y por los jardines Sabatini. Los primeros, al oeste, datan de la Edad Media; los segundos, se crearon en el siglo XX y están en el norte. El Campo del Moro puede ser visitado durante el día.

 

  • El Templo de Debod:  Es uno de los grandes tesoros que esconde Madrid. Está localizado al oeste de la Plaza de España, junto al Parque del Oeste. El templo, originario del antiguo Egipto y con 2.200 años de antigüedad, fue un regalo de Egipto a España por su colaboración en el salvamento de los templos de Nubia. Gracias a la ayuda internacional Egipto consiguió salvar, entre otros, el Templo de Abu Simbel, templo que de otro modo hubiera quedado sepultado en la construcción de la Gran Presa de Asuán. El templo está rodeado de jardines y hay mucha gente que aprovecha el lugar para ir de picnic. Nuestra hora preferida para visitar el Templo de Debod es al atardecer, es cuando la luz es más bonita y ya podéis aprovechar para verlo iluminado.

 

  • La Catedral de la Almudena: Es el edificio religioso más importante de Madrid. El día 15 de junio de 2003 fue consagrada por el Papa Juan Pablo II, convirtiéndose en la primera catedral consagradafuera de Roma. La construcción de la catedral comenzó el 4 de abril de 1883 cuando el rey Alfonso XII puso la primera piedra. El impulsor del proyecto y su arquitecto fue Francisco de Cubas. El interior de La Almudena sorprende por tener detalles completamente diferentes a otras catedrales: el techo y las vidrieras dejan de lado el estilo clásico para dar paso a los colores vivos y las líneas rectas.

 


Desarrollado por: WebStudiio.com